No puedo terminar mi canción. Estoy bloquead@

Colegas compositores, gracias por entrar a mi blog. El día de hoy quiero conversar del bloqueo creativo, cuando literalmente nos quedamos en blanco y no podemos por más que hagamos el esfuerzo continuar nuestra canción o inspirarnos para crear una o traer una idea a nuestra mesa que nos vuelva a emocionar. No siempre estamos decepcionados y enamorados al tope. A veces hacer uso del pasado tampoco sirve, los recuerdos se esconden y por más que raspemos para sacarlos, se niegan. Viene la desesperación y la mente deja de funcionar. Estamos bloqueados.

 Quiero compartirles algunos ejercicios que a mi me funcionan para desbloquearme y seguir trabajando con la creatividad, recalcando que cada autor es distinto, funcionamos con diferentes estímulos. Para mi, es muy importante trabajar la creatividad todos los días de diferentes niveles e incluso con el mínimo esfuerzo. Ahí esta la belleza de la creatividad, cuando realmente la disfrutas y siempre estas en la búsqueda de algo, ni siquiera sabes que es, hasta que viene esa idea que te emociona y termina en una canción que te eriza la piel. Eso es magia pura. En lo personal estas actividades que les comparto a continuación  se han vuelvo parte de mi vida cotidiana.

CAMINATAS DE OBSERVACION:

Salir simplemente a caminar y observar, observar más allá de las prisas, tomarle fotos a todo aquello que captura tu atención, un panorama nuevo puede no solo distraerte también puede inspirarte. En lo personal he descubierto que mi cerebro se activa con una imagen, aplico esa formula de: IMÁGENES X IDEAS.

INSPIRACION EN LA GENTE

Escucha y analiza lo que dice la gente en su diario personal ( que ahora son las redes) reales o no siempre serán material para cazar una idea cuando estas se nieguen a llegar por si solas. Pregúntate cuales son sus necesidades, de que se quejan, que palabras usan cuando hablan de amor, desamor, entorno a que gira su drama o felicidad. En la era digital, no hace falta ir hacia la multitud también esta multitud se puede encontrar en plataformas como, Instagram, Twitter o Facebook, ¡aprovéchalas! y más en medio de una pandemia donde el contacto es limitado.

TU LIBRETA SALVADORA O TU BLOCK DE NOTAS

Deja ir el perfeccionismo, el bloqueo siempre surge por buscar la idea perfecta. Si no fluye, abre esa libretita que muchas veces es nuestro disparador creativo o tus notas en el celular. Si no la tienes, es buen tiempo para que la empieces a crear, en ella básicamente anotaras de forma constante todo lo que pase por tu mente y capte tu atención. No necesariamente tiene que ser solo lo que a ti se te ocurra, en ella puedes hacer un apartado y anotar por ejemplo alguna frase de una película que viste, un mensaje publicitario que te llamo la atención. Cuando tienes algún bloqueo, esas ideas sueltas se vuelven un arsenal creativo. Recuerda, no tienes memoria de elefante, se te pueden olvidar grandiosas ideas solo por no tomar la disciplina de anotarlas.

ABRE UN LIBRO.

La mayoría de compositores de la música popular somos tan perezosos para leer, es la verdad. En general los Mexicanos leemos muy poco. Se cree equivocadamente que la música popular no requiere el mínimo esfuerzo en vocabulario, escucho frases como: “Para que te quiebras la cabeza si las canciones que más pegan ni tienen chiste”. Como si las canciones se sacaran de los ingredientes que tiene la caja de cereal. Hay canciones que pasan sin dejar huella y lo que pretendemos, por lo menos yo es transcender con mis composiciones, para ello hay que prepararse cada vez más y dentro de mi preparación es indiscutible la lectura. Hay cierto sector de la industria, ya muy amañada y que habla desde su zona de comodidad que cree que la gente es tonta y no hay que darle calidad porque no la entienden. Si bien hay para todos los gustos y colores, yo en lo personal siempre trato de jugar más con mi vocabulario y retarme, si tengo frases poéticas no me da miedo soltarlas, ni renuncio a mi esencia, mucho menos me limito solo porque alguien cree que no lo entenderán. He vuelto de la lectura un hábito desde hace tiempo y mi panorama creativo se ha duplicado, a menos yo así lo siento porque conozco mi ritmo de trabajo. La lectura me inspira mucho y leo de todo. Los libros son vidas, cada vez que abres uno tienes un mundo para escribir canciones. Cuando no puedo escribir en lo personal siempre abro un libro. Puedo decirte que los libros me han cambiado la vida.

Te agradezco el tiempo que invertiste en leerme. Deseo que la inspiración te llegue en abundancia. El bloqueo es muchas veces falta de motivación y herramientas. Ojalá algo de lo que a mi me ha funcionado te funcione también.

Si te gusta mi blog, te invito a suscribirte. Nos leemos la próxima semana.

Erika Vidrio.

EL MIEDO A LA EXPOSICIÓN Y Al RIDÍCULO

Escribir una canción es como confesarte. Aunque te inspire la vida de otras personas para escribir un tema, siempre he creído que todas nuestras ideas se relacionan con nuestro modo de pensar, de ver el mundo, es decir, en todas nuestras canciones hay algo de nosotros, a veces intentemos ocultarlo en las mismas ideas. Tanto como si partes de una experiencia personal o una historia externa para escribir tus primeras canciones, va a existir ese primer enemigo a vencer, te lo presento porque ahora somos buenos amigos:  El miedo a la exposición y al ridículo.

Cuando empecé a escribir mis primeras canciones, nunca las mostraba por el miedo a la opinión de los demás. Era una adolescente, el único público que podría darme esa atención de escuchar mis canciones era mi familia, sin embargo, hasta con mi familia me sentía muy vulnerable. Mostrarnos tal cual somos o hablar libremente de algo que nos pasa o sentimos, siempre nos hace correr el riesgo de ser señalados, de que se burlen por las palabras que utilizamos o que sólo nos den el avionazo y nos tachen de lunáticos e incomprendidos.

Perder el miedo a la exposición y al ridículo es lo primero que tienes que vencer si quieres que tu nivel de creatividad madure y te lleve al éxito. Son riesgos que hay que correr  y créeme que valen la pena.

Es muy curioso como los nuevos compositores se esmeran por ser originales para impactar y ser grabados, pero muchas veces viven bloqueando su esencia, lo que realmente son, aquello de lo que están hechos y los expone, por ejemplo: sus miedos, deseos, frustraciones, ilusiones, debilidades. No juzgo el hecho de dejarnos arrastrar por la moda y escribir para encajar. Se puede ser sastre de canciones a la medida de otros, pero no debemos olvidar nunca que lo que nos hace únicos es: nuestra propia esencia.

Te contaré algo muy personal, para que entiendas más a fondo lo que quiero tratar de decirte en este nuestro primer blog.

Cuando empecé a promocionar mis temas ya de manera profesional, fue a la edad de 18 años. En ese tiempo (que no ha  llovido todavía) hacer cita con el encargado de repertorio dentro de una disquera era una odisea. No es como ahora que los mismos artistas hacen la búsqueda de sus temas y hasta con convocatoria en redes. Antes todo lo controlaba una casa disquera. Si tenías buenos contactos era probable que te atendieran personalmente, si carecías de eso, lo máximo que podías hacer era perseguir a los encargados al salir de la oficina o  dejar tu disco en recepción y si la suerte seguía de tu lado ese disco terminaría en otra oficina, amontonado entre otros 500.

Cuando yo dejabá esos discos haciendo mis rondas de promoción, en mis datos como compositora usaba un seudónimo : Erick Vidrio. Me hacia pasar por hombre, porque la mayoría de mis temas hablaban de mujeres. Conocía muy pocas compositoras mujeres y yo imaginaba que no se les tomaba en serio.  ¿Increíble no?. El miedo de exponerme como una mujer compositora que le escribe a otras mujeres me paralizaba.  Nunca lo aceptarían, que iban a decir de mi. En resumen: cuando descubrí que eso me hacia única, que más que una debilidad era mi fortaleza, el miedo a la exposición y al ridículo empezó a irse, con más libertad en mis puños y con menos miedo, empezaron las grabaciones. Me empecé a alinear con mi esencia. Hable de mi vida y mis emociones sin miedo, con honestidad. Tuve mucha paciencia, renuncie muchas veces, pero seguí escribiendo.

Cualquiera que sea tu verdad, tienes que atreverte a contarla, aunque ello implique desnudarte ante los demás. Vas a mejorar en el camino, tendrás más experiencias y tus canciones maduraran, se pulirán, pero con el miedo a cuestas ya de inicio y sin hablar de lo que hay en tu corazón, es muy probable que te vuelvas una maquina y esas siempre son suplidas por otras.

Espero te halla servido mi primer blog. Me encantaría tu punto de vista o comentario para retroalimentarnos. Si tienes alguna pregunta, con gusto la tomaré como tema para nuestro siguiente blog.  No se te olvide suscribirte para recibir notificación de nuestro contenido gratuito.